viernes, 30 de enero de 2009

Querer y no querer

Te quiero sin querer,
casi por accidente,
cuando borrarte de la mente
seria el mayor placer.

Somos un par de vagabundos,
sin futuro, sin rumbo,
anclados en el pasado,
retazos de recuerdos inacabados
caricias en la piel,
besos nunca dados
mientras viviamos el ayer.

Protagonistas de un guion sin arte,
que vagan en infinita soledad
por las calles grises de una ciudad
que alguien invento en alguna parte.

Pero que cruel broma del destino,
pues el guion de la historia,
si bien sin pena ni gloria,
acaba con un final feliz,
pero en nuestro largo camino
el drama esta en la trayectoria
y no comeremos perdiz.

Pero... llorar? No, por favor.
Que el ser humano
aunque triste y mundano
tiene sentido del humor.

Y asi nos reimos de nuestro hoy, nuestro manana y nuestro ayer.
Pues la nuestra siempre fue la historia del querer y no querer.

1 comentario:

maría dijo...

Cuando a una de las partes le pasa eso de querer y no querer va siendo hora de decirle: elige.

En fin, te quiero (L)